Laboratorios Farmasa, S.A. de C.V. / Búfalo No. 27 • Col. del Valle • 03100 • México, D.F. Tel: (52 + 55) 5200 2680 Fax: (52 + 55) 5200 2685
 
Consulte a su médico
¿qué es el sueño? ¿cuales son sus causas?
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
1 1 1
 
¿Cuáles son sus causas?
• ¿Qué es el sueño?
• ¿Cuáles son sus causas?

Tipos de causa
1
1

¿Que tan frecuente son los trastornos del sueño y cuales son las causas?
La incidencia de estos trastornos, aunque no son motivo primario de consulta médica se reportan con alta frecuencia en la visita médica, hasta un 30 % de la población sufre de TDS y un 15% de estos requiere de tratamiento especifico para su control. Las mujeres así como las personas mayores son más afectadas que los hombres y las personas jóvenes, una razón de esto es la presencia y variedad de enfermedades crónicas que presentan estos últimos y como estos padecimientos influyen en el sueño.

¿Cuales son las causas de los TDS?
Por ello es necesaria la consulta médica para determinar las posibles causas de los TDS, ya que casi la mitad de casos de TDS sucede en personas de 60 años como consecuencia de enfermedades concomitantes.

Ejemplos de esto son:
Enfermedad Cardiovascular, como arritmias e insuficiencia circulatoria
Enfermedad metabólica, como Hipertiroidismo o Diabetes
Enfermedad pulmonar, como Bronquitis crónica y Asma Bronquial
Dolor neuromuscular por enfermedad degenerativa
Enfermedad gastrointestinal, como tumores duodenales
Afecciones Psicológicas, como Depresión, Ansiedad y/o Adicciones

¿Existen otras causas?
Las presiones psicosociales (conflictos interpersonales, altas exigencias) y factores externos (influencia exagerada de ruido, luz, trabajo por turnos, viajes aéreos a zona con diferente horario) son causa determinante para que las personas no puedan “desconectarse” y cubrir sus tiempos de descanso normales y éstas causas actúan de forma adversa sobre la calidad y estructura del sueño.

¿Cuantas veces le ha pasado que al rebasar su horario de descanso ya le resulta difícil conciliar el sueño?
Seguramente luego de pasar por varios días de estos, su habitual horario esta alterado al igual que usted y con ello las horas de descanso se reducen, así como su capacidad de atención y concentración en las tareas diarias, todo es una cadena de consecuencias debido a los TDS. Así pues los factores externos que afectan el sueño en forma adversa generalmente se pueden reconocer y controlar con facilidad.

¿Que tratamientos existen?
Determinar si la causa es una enfermedad orgánica o si se trata de un problema psicológico es la primer condición para establecer el tratamiento del TDS, y éste generalmente incluye los siguientes aspectos:

• Orientar al paciente para que reconozca las reglas generales de higiene del sueño
• Recomendar también una forma de relajarse que le ayude a conciliar el sueño con la información más detallada al respecto y proporcionada por el médico.
• El uso de un fármaco hipnótico con un perfil de eficacia y menor índice de efectos adversos

Las reglas de higiene del sueño no se aplican en forma esquemática para todos los casos de tal manera que cada paciente debe adaptarlas a su circunstancia y capacidad personal, pero reflexionando acerca de los que se puede adaptar concretamente para sí mismo. Cuando se habla de sustancias para inducir al sueño, se piensa de inmediato en tranquilizantes como las benzodiacepínas. Estos intervienen en el curso del sueño “ayudando a conseguirlo”, pero alterando su desarrollo normal o la llamada “arquitectura del sueño”.

Las sustancias sintéticas químicas, pueden provocar reacciones adversas (por ejemplo mareo, problemas circulatorios, incapacidad para manejar, cansancio durante el día, etc.) y la duración e intensidad de los mismos varía de persona a persona, por lo que el médico evita recetarlo sin vigilancia continua y permanente, al no ser ideales para estos padecimientos. La posibilidad de provocar adicción, habituación o dependencia al medicamento son condiciones que el médico tratara siempre de evitar ya que la prolongación en el uso de estas sustancias también acarrea una disminución de su efecto y muchas veces es necesario aumentar la dosis para alcanzar otra vez el efecto deseado, por ello se debe evitar en todo momento aumentar la dosis sin consultar al médico.

Las Reglas de Higiene del Sueño
Gracias a los estudios actuales para el tratamiento de trastornos del sueño(TDS), se aceptan como guías las siguientes recomendaciones para preservar o normalizar nuestro sueño.

A) La preocupación constante por padecer de un TDS, no es sana, no se debe reprimir, pero tampoco dramatizar, una actitud despreocupada antes del sueño, con un momento de relajación previo es una condición determinante para dormir sanamente.Cuando el propósito principal es dormir, siempre se consigue la reacción contraria y ello es debido a la preocupación que provoca un estimulo extraordinario que nos mantiene despiertos, es aquí en donde aplica nuestra regla de inicio de no preocuparnos por obtener el sueño y preparar al cuerpo para que se disponga al descanso.

B) La segunda condición para ayudar a conciliar el sueño es poner atención al tiempo individual de sueño. Existen personas que duermen mucho, y requieren por lo menos 8 horas al día y otras duermen poco, y necesitan menos sueño para estar descansados durante el día, pero toda persona tiene que descubrir por si misma con cuantas horas de sueño se siente bien. El paciente con trastornos de sueño no debe permanecer en la cama más tiempo que el que estaría normalmente. El intento de dormir más, provoca que el sueño sea superficial y menos reparador.

C) Los periodos de sueño deben ser regulares, el sueño antes de la medianoche no es mejor, puede ayudar a reparar algo de cansancio, pero la regla es lograr desarrollar profundidad en el sueño, por lo tanto se debe procurar en lo posible ir a la cama y levantarse a las mismas horas sistemáticamente. Todos conocemos el momento en que se nos cierran los ojos por cansancio, y en ese punto no se debe tratar de superarlo violentamente como es común en la mayor parte de la gente, sino hacerlo consciente, aceptarlo y aprovecharlo para iniciar el descanso nocturno. Y tal vez un punto importantísimo es no ir a la cama por aburrimiento o a pasar el tiempo, solo se acuesta uno en la cama cuando realmente se esta cansado.

D) Las actividades diurnas que cansan son una condición nocturna que puede favorecer el sueño cuando son cotidianas, de otra manera se convierten en detonantes del insomnio cuando la actividad física es mayor en la noche al activar al organismo con el ejercicio. Por ello la regla de colocar horarios de actividades y descansos para todos nosotros y especialmente para las personas mayores, esto les facilitara establecer una estructura equilibrada en su desarrollo activo y de descanso. Regla importante es no permanecer durante el día en la habitación en la que se duerme, incluso en los asilos esto es uno de los consejos más aceptados por médicos, asistentes de la salud y los propios pacientes.

E) El momento de acostarse debe representar la oportunidad de recuperarse de la fatiga diaria por nuestras labores diarias.
Un paseo por la tarde, escuchar música suave, ejercer la lectura pueden ser inductores del sueño, no existe una receta mágica para todos los casos y cada uno debe de encontrar una forma de solución. Pocas personas son capaces de rendir totalmente acabando de despertar, al igual que pocos logran pasar de la etapa de vigilia al de sueño inmediato.

F) Esta es una excelente regla, llegar al final del día y realizar una actividad relajante; esto significa que se evitan actividades que acusan excitación o esfuerzo físico exagerado, el consumo de alcohol, de café, la práctica deportiva demandante, son ejemplos de lo que debemos evitar antes de llegar a las horas dedicadas al descanso.

G) Evite llegar a la cama hambriento o recargado de tanto comer, la alimentación equilibrada facilita un mejor descanso.

H) Las condiciones ambientales del lugar en donde dormiremos son una gran influencia para ligar nuestra etapa de sueño. Un lugar tranquilo y libre de ruidos o perturbaciones de luz favorece el descanso. Es importante considerar la temperatura ambiental para las personas mayores ya que algunas de ellas presentan descenso de temperatura al disminuir su actividad física y metabólica.

TDS y Fitofármacos
Desde hace mucho tiempo se sabe que los preparados de plantas como la Valeriana o las hojas de Melissa, pueden ejercer un efecto relajante, y ello ha sido motivo para estudiar y analizar con profundidad el efecto de las sustancias medicinales de las plantas y de aprovechar sus cualidades en los padecimientos como los TDS.

En estos estudios se llego a la conclusión de que los extractos, (preparados de origen herbal) son el resultado de enriquecer las sustancias con efecto terapéutico, eliminando aquellas con efectos adversos para el organismo. Así se logra obtener la eficacia y tolerabilidad mejoradas en formas galénicas aceptadas en la medicina moderna. Estableciendo dosis apropiadas y bajo prescripción médica los fitofarmacos son una excelente opción terapéutica para control de los Trastornos De Sueño.

¡Felices sueños!.


1